En el barrio del Realejo situado en la falda de la colina del Mauror, a los pies de la fortaleza del Mauror (Torres Bermejas), estaba “Garnata al Yahud” (Granada de los judíos), el que fue próspero barrio judío hasta que el 31 de diciembre de 1066, los musulmanes realizaron una matanza de cuatro mil judíos en un solo día. Los pocos supervivientes huyeron a Lucena.