Instituto Martín Halaja

Unas palabras debo pronunciar

Y jamás en apuro tal me vi.

He preferido pues, versificar

Aunque resulte empeño baladí.

Treinta y tres años llevo en la enseñanza

Treinta y tres años, que se dice pronto.

Hora va siendo ya de hacer mudanza

Si no quiero acabar sonado y tonto.

Por tal motivo, en año jubiloso

A jubilar jubilación me acojo

Y sin empacho ni aflicción os digo:

Aquí quedáis, yo marcho sin enojo

Y, cual si de castigo singular huyera,

No he de mirar atrás ni de reojo.


Compartir en:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail